diastasis de rectos antes y después

diastasis de rectos antes y después

La diastasis de los rectos, también conocida como diástasis abdominal o diástasis de los músculos rectos del abdomen, es una separación anormal o ampliación del tejido conectivo que une los músculos rectos del abdomen en la línea media del abdomen. Esta afección puede causar una serie de síntomas y cambios físicos, que pueden incluir:

  1. Abultamiento en la zona abdominal: Una de las características más evidentes de la diastasis de rectos es la aparición de un abultamiento o una hendidura a lo largo de la línea media del abdomen. Este abultamiento suele ser más notable cuando el paciente se levanta o realiza esfuerzos, y puede parecerse a una «barriga separada» o una «brecha abdominal».
  2. Debilidad en la pared abdominal: Los músculos rectos del abdomen actúan como un corsé natural que brinda soporte a los órganos internos y estabiliza la zona central del cuerpo. La diastasis puede llevar a una debilidad en esta área, lo que puede hacer que sea más difícil mantener una buena postura, levantar objetos pesados o realizar actividades físicas.
  3. Dolor o molestias en la zona abdominal: Algunas personas con diastasis de rectos experimentan dolor o molestias en la zona abdominal, especialmente en la parte baja del abdomen o en la espalda baja.
  4. Problemas posturales y de equilibrio: La diastasis puede afectar la postura y el equilibrio, ya que los músculos abdominales tienen un papel importante en estos aspectos. Puedes notar que tu postura se ve afectada y que sientes dificultades para mantener el equilibrio.
  5. Problemas de digestión y función intestinal: En casos más graves, la diastasis puede afectar la función de los músculos abdominales, lo que podría influir en la digestión y el movimiento intestinal.
  6. Estética: La diastasis puede dar lugar a cambios estéticos en el abdomen, como la aparición de un bulto o abultamiento que algunas personas encuentran incómodo.
  7. Escapes de orina: de los sintomas mas temidos por las pacientes. sufren fugas de orina al estornudar, toser o reirse asi como durante el ejercicio.

Es importante destacar que no todas las personas con diastasis de rectos experimentan todos estos síntomas, y la gravedad de los síntomas puede variar de un individuo a otro. Si sospechas que puedes tener una diastasis de rectos o experimentas alguno de estos síntomas, te recomiendo consultar a un Experto en Hernias para una evaluación y recomendaciones específicas. En algunos casos, la fisioterapia y los ejercicios específicos pueden ayudar a fortalecer la musculatura abdominal y mejorar los síntomas. En otros casos, puede ser necesaria una corrección quirúrgica.

 

Dr Hector Valenzuela
3338133031 – 3312967500 – 3317007961